Biden viajará a Louisiana el viernes para evaluar los daños del huracán Ida.

Ida destruyó gran parte del cableado eléctrico, especialmente en el área metropolitana de Nueva Orleans, dejando a más de un millón de millones de clientes de Louisiana en la oscuridad.

Registro aéreo capturado este martes con un dron que muestra las inundaciones y daños provocados por el huracán Ida en Jean Lafitte

Registro aéreo capturado este martes con un dron que muestra las inundaciones y daños provocados por el huracán Ida en Jean LafitteEFE



El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajará el próximo viernes a Nueva Orleans, en Luisiana, el estado más afectado por las inundaciones y los fuertes vientos que dejó el poderoso huracán Ida.

La Casa Blanca dijo en un comunicado que Biden viajará para evaluar los daños causados ​​por el huracán Ida y reunirse con los líderes estatales y locales de las comunidades afectadas.

Biden declaró el domingo a Louisiana un área de «desastre mayor» debido al impacto del tornado, que tocó tierra en ese estado con vientos máximos sostenidos de unas 150 millas por hora (240 km / h) y rachas aún más intensas.

Ida destruyó gran parte del cableado eléctrico, especialmente en el área metropolitana de Nueva Orleans, dejando a más de un millón de millones de clientes de Louisiana en la oscuridad.

Su vecino, el estado de Mississippi, también sufrió el azote del huracán, que ya deja cuatro muertos en esos estados y una estela de daños materiales que aún no se ha cuantificado en medio de las inundaciones.

Biden también aprobó la declaración de «gran desastre» para Mississippi, que permite movilizar rápidamente recursos del gobierno federal para apoyar las tareas de las entidades locales y estatales.

En su rueda de prensa diaria, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró que el viaje del presidente ha sido planificado «en estrecha coordinación con los líderes en el terreno», para asegurar que se produzca «en el momento adecuado» y sin interferir en las tareas de ayuda y restauración de la zona.

Psaki señaló que Biden ha estado en contacto con los líderes de dos de las compañías más grandes del Golfo, Entergy, la Compañía del Sur, así como con el Edison Electric Institute, que agrupa a todas las compañías eléctricas propiedad de accionistas estadounidenses.

La portavoz dijo que el presidente está trabajando «con todos los niveles del gobierno federal» para acelerar el restablecimiento del servicio eléctrico, una tarea que puede llevar algún tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *