Claudio Ciccia 'Panamá va a ser muy difícil en casa y van a pelear y competir fuera de casa'

Llegó a Costa Rica en 1999 para vestir la camiseta del club Municipal Puntarenas. Luego llegaría a la Liga Deportiva Alajuelense con la que sería bicampeón nacional (2001 y 2002), para luego incorporarse al Club Cartaginés con el que sería máximo goleador de Primera División en 2002-2003. Su carrera como jugador, además de su Uruguay natal, también incluiría a El Salvador, Honduras, Perú, España e Italia.

Retirado como jugador activo, se entrenó y licenciado como entrenador. Fue director deportivo del Club Cartaginés en 2012, pero poco a poco se volcó hacia los medios costarricenses, ganando relevancia como analista y comentarista deportivo, pero también como productor de contenido deportivo con su propia empresa. Su rostro y su interpretación del juego durante los partidos transmitidos por Teletica son la voz analítica del reconocido canal costarricense. Desde San José, Costa Rica, comparte su análisis de lo que percibe son las propuestas de juego de los equipos de Panamá y Costa Rica, y lo que se podría esperar del partido entre ambos el 2 de septiembre.

En Uruguay, ¿es el fútbol una de las primeras asignaturas que se aprenden desde el jardín de infancia o el preescolar?

Sí, creo que es intrínseco a nuestra forma de ver la vida; El fútbol en Uruguay, para bien o para mal, es una mochila que llevamos los nacidos allí. ¿Por qué lo digo? Porque desde que el fútbol es considerado un deporte mundial, desde finales del siglo XIX y principios del XX, Uruguay se ha relacionado con sus hazañas, con sus triunfos; Eso es lo que apestas de niño y lo absorbes incluso cuando tienes el uso de la razón, entonces te das cuenta de que el fútbol es una gran parte de tu vida, de tu idiosincrasia. El fútbol en Uruguay es como un tema que primero se vuelve lúdico, luego se vuelve más asiduo a la hora de jugarlo, y se vive con una particular magnitud e intensidad.

Jugaste, entrenaste, lo analizas ahora en televisión y radio, ¿es más fácil acercarte desde la orilla que correr colectivamente a 11 jugadores en el campo?

Son tareas totalmente distintas. El área de análisis requiere mucho trabajo de otro tipo de preparación, de tener un conocimiento de lo que vas a hablar; Incluso si conoce el asunto, debe prepararse. Ser entrenador tiene la parte bonita de no separarte del día a día, del vestuario, de estar en un campo de juego en la primera línea de la trinchera y esa adrenalina es algo diferente y difícil de explicar; preparar un partido y saber que tu responsabilidad es un coto y luego es el futbolista quien decide; pero hay alegría, el disgusto de perder y enfrentarse a los periodistas, otra faceta que también se echa un poco de menos.

La parte de análisis es muy rica porque puede hacerte derramar todo lo que sabes como futbolista, como entrenador y también como aficionado al fútbol; es como tocar varios bordes para que en este caso el espectador u oyente de la radio reciba una visión más completa de lo que es el juego en sí.

De cara a la Copa Oro, ¿la región ha mejorado en términos futbolísticos, se ha detenido o ralentizado en relación al fútbol del primer mundo?

Tenía ciertas expectativas para la Copa Oro, porque antes teníamos la Eurocopa y la Copa América casi simultáneamente y tenía que trabajar prácticamente todos los días haciendo las competiciones. Cuando empezó la Copa Oro, las demás habían terminado, el área confirmó ciertas cosas, me sorprendió gratamente en otras, y en otras creo que la medida correcta es enfrentar a equipos de otras áreas, como el Mundial, para ver de verdad. en qué medida somos. Lo canadiense es destacar no solo por la posición que supo alcanzar y luchar hasta la última instancia, sino en el juego mismo; Ha cambiado la forma de jugar y será un rival en el octagonal por tener muchas consideraciones.

¿La selección costarricense es similar a la de 2014, a la de 2018, o se sigue buscando?

Creo que este último concepto es el más adecuado. Ha pasado un tiempo y todavía no ha conseguido una línea que se pueda trazar y decir es un equipo que juega así, con este modelo en casa o con este otro cuando juega fuera. Está en construcción, aunque va a un revés queriendo hacer una renovación generacional, pero sabiendo que todavía no es posible desatar a los jugadores que le han dado mucha gloria a la selección, aunque no estén en la mejor individual. momento. Es un gran dilema con un nuevo técnico con solo cuatro o cinco partidos, con el que vamos a jugar ahora un amistoso el 21 de agosto (sábado) contra El Salvador.

Luis Fernando Suárez ha tomado las riendas con la corbata en la cara, ¿los plazos dan tiempo para que al final no pasen factura negativa?

Suárez tiene a su favor la experiencia y el manejo que pueda tener en una situación concreta; los resultados son los que empiezan a solidificar cualquier tipo de proyecto. En el fútbol moderno hay dos aspectos: uno que habla de procesos largos y otro que habla de cómo cada partido se trata de pellizcar puntos de visita o de ganar y corregir, ambos sentidos son buenos.

Costa Rica va a tener que abrazar el segundo, porque hay poco tiempo y con un entrenador capacitado que tiene que ver los insumos disponibles para jugar los partidos ante Panamá, el estreno, y los dos seguidos ante Jamaica y México. La prisa es buscar un equipo que dé fuerza en la táctica y luego hacerlo crecer en la parte futbolística. Es la visión que tengo esperando la evolución de un equipo que tiene que empezar a anotar en esos 9 puntos que están en disputa al inicio de la eliminatoria.

Suárez ha dicho recientemente que lo que menos le importa de un jugador es la edad, pero el rendimiento. ¿Estás de acuerdo con su enfoque?

Hay que aprovechar el momento de los futbolistas, cuando es bueno que la lectura sea adecuada; es decir, si tengo un futbolista de 34 años y está jugando, incluso en la liga local, a un nivel superlativo y en un partido concreto de la Selección, puede entrar y cambiar de partido si es delantero, o Entra y da fuerza defensiva si es un defensor, yo sí creo porque hay que aprovechar el momento del jugador.

Ahora, en un juego logro como será en esta eliminatoria, diferente porque hay tres fechas en 10 días, un partido cada tres días con viajes incluidos, con rivales totalmente disímiles en la forma de jugar en sus características; Ahí es donde debe saber el técnico para ver si mete a un jugador y qué te puede dar.

Hay que elegir bien los elementos y elegir bien los partidos, contar con un grupo de jugadores, además de su edad, que al menos coincidan con la intensidad de cada partido que se va a jugar.

¿Qué sentimiento te dejó Panamá? ¿Cuál fue la mayor fortaleza que percibió en él?

Un equipo muy dinámico que se alterna con la calidad de algunos jugadores, especialmente en el centro del campo, el de Bárcenas, que siempre es un jugador diferente. Vi el empate 3-3 (contra Qatar), que sin duda fue uno de los mejores partidos de la Copa Oro por el ritmo al que se jugó y la forma en que ambos equipos compitieron.

Creo que han puesto una base que hay que ver si se repite. Conozco al portero Mejía (Luis) porque sigo el fútbol uruguayo; Carrasquilla en el medio del campo que también es un jugador diferente, de ida y vuelta, con buen pie; el conocido Cooper, Quintero para las bandas; al ‘Toro’ Blackburn, que lo conocemos y sabemos que es un jugador de área. Contando con todo el equipo, Christiansen se va a construir con la mayor calidad que tiene Panamá, que creo que es la intensidad del juego, un equipo de no tanta elaboración teniendo como prioridad una ida y vuelta y sobre todo con la propuesta de atacar. verticalmente. Me parece que ahí va.

Panamá va a ser muy difícil en casa y luego también peleará y competirá mucho en la carretera por la forma que ya ha adquirido.

¿No le ‘desnudó’ mucho ese ritmo de juego intenso y vertical también en defensa?

Bueno, pero fue cuando fue golpe por golpe. Me parece que Qatar fue igualmente sorprendente porque también atacaba, golpe a golpe. Y luego, otro muy buen partido fue Panamá-Honduras; eran como dos pesos pesados ​​y nocauts. Cuando Panamá y Honduras se encontraron, eran dos estilos muy similares, golpe a golpe.

Habrá ese tipo de partidos, pero habrá otro tipo de partidos en los que Panamá tendrá que ser muy ordenado y salir muy rápido. Con rivales como, por ejemplo, Estados Unidos, México, que tienen mucha posesión de balón, que ensanchan el campo, que buscan callejones interiores para atacarte también y constantemente proyectarte laterales, eso demarca que tienes que estar mucho más organizado en qué táctica esperar, sacar y salir. Estas son fases del juego que Panamá, como todas las selecciones nacionales, tendrá que saber utilizar dependiendo del rival y las situaciones del juego, donde se juega, si es visitante o en casa, es una situación que También hay que verlo porque ir al golpe a golpe termina dejándote muy expuesto.

¿Percibes el inicio del empate entre Panamá y Costa Rica con un resultado ajustado (ajustado)?

Creo que será un partido parejo, pero con diferentes estilos. Costa Rica no puede y no tiene el estilo de juego panameño; Con su propio estilo, tiene que intentar competir y encontrar el partido que más le convenga. Me imagino un juego muy intenso donde quizás o sin quizás, Costa Rica pueda darle a Panamá unos metros y ver como Panamá empieza el juego, como ataca, como Panamá busca atacar los espacios después.

No olvidemos que el hecho de jugar en visita condiciona también «jugar con las necesidades del rival», del recinto al que tiene que acudir para empujar a su público y que los equipos tienen en cuenta porque afrontan un partido, en este caso en la ciudad de Panamá, y no tomarlo en consideración sería un error. Pero el juego en sí lo veo apretado, cerrado, las bolas aún en los lados van a ser un factor importante. Luego, en las individualidades, me parece que los equipos se conocen mucho y saben a qué jugador eclipsar para poder ganar un punto más en cada aspecto del juego, y ese es un factor a tener en cuenta.

Desde Costa Rica bajo la dirección de Suárez, ¿qué es lo que más le gusta de su propuesta?

Me ha gustado que haya intentado, al menos en ocasiones, jugar más como un bloqueo, no ser una selección estirada tácticamente. Sea una selección como más monolítica, con un bloque más cercano a las líneas. A veces lo consiguió, otras no, pero creo que ese es el camino de Suárez: encontrar un sistema que le permita no tener fragilidad defensiva y cuando ataca, con menos frecuencia, llegar peligrosamente.

Si fueras entrenador y mañana fuera el partido Panamá-Costa Rica, ¿con quién alinearías?

Es muy difícil, les diría un estilo de formación que espera y contraataca, pero los nombres son difíciles. Keylor Navas, Duarte, Celso Borges, Campbell estarán, a salvo, en forma y bien; después en las bandas Gamboa, Matarrita, pero me inclino más por un modelo de juego que por un 11 de nombres, porque honestamente hay jugadores que no saben cuándo serán. Si tengo que decirte algo, me parece que será un equipo muy sólido en defensa con un contraataque, en mi opinión buscaría afrontar el inicio de la eliminatoria, sobre todo en la carretera.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *