El cambio climático, un problema urgente que la sociedad debe abordar

El aumento de la temperatura en la Tierra y las consecuencias que esto provoca, son algunos de los mayores retos que tendrá que afrontar la humanidad en los próximos años. De hecho, un informe reciente del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) y de quienes forman parte del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), advierte que el impacto de la actividad humana en el planeta ha llevado al mundo a su período más cálido en 2000 años, y tendrá efectos irreversibles durante milenios.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para el año 2050 habrá alrededor de 200 millones de personas desplazadas por esta situación. Y, aunque es irreversible, la humanidad aún tiene tiempo de mitigar sus efectos.

Juan Verde, experto y líder mundial en desarrollo sustentable, afirma que existe la oportunidad de cambiar de rumbo tomando acciones urgentes y decisivas. “Según los científicos, solo nos quedan de siete a ocho años para llegar a un punto sin retorno, donde ya no habrá forma de remediar el problema y donde tendremos que aprender a vivir en un mundo muy diferente. Por eso, estamos en un momento coyuntural que nos llama a tomar, con inmediatez, las mejores decisiones sobre el futuro del planeta ”, asegura el especialista a La Estrella de Panamá.

Pero, ¿qué podemos hacer con la sostenibilidad? ¿Cómo detenemos lo que está sucediendo? Según Verde, es clave que cada persona entienda que es autónoma para tomar la iniciativa y generar cambio. Por ejemplo, tirar mejor y comprar mejor, tomar conciencia de los efectos a largo plazo de una decisión personal y de lo que ahora implica respecto a los recursos finitos que tenemos en el planeta, es un camino individual pertinente, pero también, buscar espacios sociales y de participación. políticos para encontrar puntos en común y soluciones al gran desafío que, como humanidad, tenemos para frenar el calentamiento global.

Adriana Calderón, analista de cambio climático del Ministerio del Medio Ambiente (MiAmbiente), reconoce que Panamá realiza estudios climatológicos y de subida del nivel del mar para obtener datos que permitan generar medidas para salvaguardar los diferentes sectores y la población vulnerable.

El analista asegura que el calentamiento global también afecta el comportamiento de los conocidos fenómenos de El Niño que trae sequías y La Niña que presenta grandes precipitaciones, por lo que debemos estar alerta. Según datos difundidos por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOA, por sus siglas en inglés) «estamos ante la presencia de La Niña con un marcado aumento de precipitaciones y riesgo de inundaciones».

“Los fenómenos meteorológicos que veíamos una vez al siglo, ahora los vamos a ver cada 5 o 10 años, por lo que debemos estar preparados revisando las medidas que se toman como país y esperar lo peor. Son estos fenómenos los que temen los científicos del planeta, incluidos los panameños, porque su prevalencia será continua y sus efectos serán mayores ”, reconoce Calderón.

Un gran ejemplo son los recientes eventos climáticos provocados por el paso del huracán Eta, que provocó desbordes de ríos, deslizamientos y deslizamientos de tierra, decenas de vidas humanas perdidas, personas desaparecidas y otros que perdieron sus hogares, caminos de producción intransitables, daños en acueductos comunitarios, entre otros. como miles de dólares en pérdidas para el sector agrícola, todo esto en las provincias de Chiriquí, Bocas del Toro y la región indígena de Ngäbe Buglé.

Mientras que el huracán Iota generó fuertes lluvias que afectaron a las poblaciones de la provincia de Darién. Todos estos eventos extremos son producto del cambio climático, describe el experto ambiental.

En ese sentido, para dar respuesta a estas alertas, detalla que MiAmbiente trabaja en la generación de medidas de adaptación en base a datos científicos, además de otras herramientas que se irán sumando, como el recién creado Instituto de Hidrometeorología y Meteorología de Panamá aprobado como Ley recientemente y que próximamente será una realidad con la que se obtendrán datos a tiempo sobre los fenómenos climáticos que permitan a las entidades de seguridad, como el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), gestionar planes de evacuación y movilizar personal a las áreas que se encuentran. afectados por inundaciones.

Calderón también manifiesta que es necesario generar acciones que apoyen al productor, como seguros de producción y obtención de semillas que se adapten a las condiciones que plantea el cambio climático, ya que en 2015 se registraron pérdidas del orden de los $ 300 millones y las pérdidas ocasionadas en 2020 tras el paso de Eta e Iota aún no se han contabilizado, enfatiza Calderón.

Pero el cambio climático no solo afecta el clima; La erosión costera es otro de sus daños colaterales, situación que, según Calderón, ya es visible en el archipiélago de Guna Yala, que se ha visto afectado por la pérdida de al menos dos islotes y parte de sus costas. Esta realidad afecta a otras zonas costeras como Tonosí, Puerto Armuelles y la costa alta y baja de Colón, en las que MiAmbiente monitorea el comportamiento del mar para la toma de decisiones en base a datos generados por científicos panameños.

Se necesitan con urgencia más debates importantes

Como resultado de los estragos del cambio climático, se han desarrollado grandes debates entre líderes mundiales, organismos internacionales y gobiernos, que tienen como objetivo diseñar políticas y lograr consensos en acciones para tener un mundo sostenible y competitivo para el 2030, siguiendo la agenda del Desarrollo. Objetivos sostenibles establecidos por la ONU.

Según Juan Verde, desde la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, en 1992, hasta la reciente Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP25), presidida por Chile y celebrada en Madrid en 2019, con la preocupación de encontrar soluciones para frenar el calentamiento global. , estos grandes debates son fundamentales para generar acuerdos y acciones, por ejemplo, el Protocolo de Kioto, que compromete a los países industrializados a limitar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) o el Acuerdo de París que busca mantener el aumento medio de la temperatura global por debajo de 2 ° C .

Compromisos encaminados a mitigar este impacto devastador, dice Verde, quien hablará sobre el tema en el Foro Económico de Mujeres del Caribe 2021 que se realizará del 24 al 27 de agosto en Puerto Rico.

“Si crees que existe el cambio climático, entonces también debes creer que tendremos que vivir en un mundo muy diferente porque no hay recursos disponibles para sostener los niveles de consumo actuales. No hay forma de mantener este comportamiento del ser humano porque no es sostenible en el tiempo ”, dice Verde.

Como defensor de las causas ambientales, la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático, el economista afirma que “debemos pensar que ser sostenibles y ser responsables con el medio ambiente es mejorar nuestra calidad de vida y dejar un futuro mejor para nuestros hijos. Ser sostenible es una filosofía de vida que debe ser coherente con cada acción ”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *