Es por un reclamo del sindicato. Piden medidas de seguridad y que efectivicen a los empleados.

Al iniciarse las «mini-vacaciones» de Semana Santa, se reanudó el conflicto con los trabajadores de los peajes de la Autovía 2 y la autopista Buenos Aires-La Plata. La medida tiene un impacto mínimo para los usuarios pero complica las finanzas de la empresa concesiona porque la protesta incluye el levantamiento de las barreras y el pase «libre» de los coches, camiones, camionetas y camiones.

Es una pelea que viene de largo tiempo y se reactivó este miércoles. El Sindicato de Trabajadores de Peajes y Afines (Sutpa) que lideró el ex diputado Facundo Moyano dispuso volver a las medidas de fuerza por los «incumplimientos» de la empresa a una serie de compromisos asumidos el año pasado.

La liberación del paso entró en vigor el 6 y el lunes de una conciliación obligatoria del Ministerio de Justicia, se suspende el 12.05. Pero la retomó dos horas después y desde la tarde los que viajaron a la costa Atlántica y hacia el sur del Gran Buenos Aires entradas para evitar el pago de los.

El planto gremial es por el pase a la categoría de «efectivos» de 150 trabajadores y por mejoras en las condiciones de seguridad de los operarios que realizan sobre las calzadas. Según cuentan en el gremio, hubo promesas de empezar con el proceso pero «por algún motivo se frenó y quedó en nada».

Por lo tanto, primero acataron la conciliación pero luego regresa al paro. “Aun sabiendo que podremos ser sancionados. If our appercibimientos apercibimientos, el gobierno de Axel Kicillof quedó marcado por ser el que enfrentó a un gremio que tenía un reclamo justo”, explica cerca de la conducción de Moyano.




Por el paro levantaron las barreras de peaje. Foto. Mauricio Nieves

El momento para retomar la conflictividad es clave. En la antesala del fin de semana largo de Pascuas, por los caminos que llevan a la costa provincial pasarán –según calculos previos- más de 40 mil carros entre el jueves y el viernes. Son más de 35 millones de pesos de recuperación de peajes sólo en el corredor Atlántico.

Desde marzo de este año el pase en las cabinas aumentado a 450 pesos. Fue un 25% y ya había tenido otro ajuste del 90% en diciembre, antes de las vacaciones de verano. Aún con ese alojamiento de precios, la empresa Aubasa (estatal, que administra más de 850 kilómetros de carreteras provinciales) tiene un Déficit operativo de caja 70%según los números que difunde Sutpa.

El mismo incremento porcentual tuvo el recorrido desde la zona sur de CABA hacia la capital bonaerense. cuesta 300 pesos el viaje en hora pico y 260 en horario menos concurrido.

El planto de este nuevo enfrentamiento se puede resumir de la siguiente manera: 150 efectivizaciones y 100 recategorizaciones Pide Sutpa. También, mejoras en las condiciones de seguridad ante “el alarmante grado de exposición”. Según señalóon, la empresa estatal bonaerense «continua con una política de precarización del trabajo en un contexto social y económico cada vez más difícil».

Detrás subyace una extensa disputa con el presidente de la compañía, Ricardo Lissalde. Es dirigente del Frente Renovador, propuesto por Sergio Massa. “Es inconcebible que desde una empresa que pertenece a un gobierno que se dice peronista, se maneje este trato a los trabajadores.

Es que el año pasado, en medio de las disputas –incluían maltrato a los empleados y actitudes de presunto acoso contra operarios- las autoridades pidieron sanciones que incluyeron la quita de la representacion gremial a la entidad. Se analizó en el ministerio de Trabajo y luego quedó descartada.

Las posiciones de Moyano no exclusyen al gobernador Kicillof. El dirigente -hijo de Hugo y hermano de Pablo, integrante de la terna que dirige la CGT- consideró que la administración de la Provincia «desocupa la empresa Aubasa». Que tuvo una politica de «populismo berreta» que hungió la compañía porque mantuvo congelados por más de dos años el precio de las tarifas y desfinanció la empresa.

La Plata. Correspondencia

PD

Mira también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *