El hambre genera desórdenes durante la distribución de alimentos tras el terremoto en Haití

El terremoto ha causado cerca de 2.200 muertos, más de 12.000 heridos

En cuanto a daños materiales, se han destruido casi 61.000 viviendas

En cuanto a daños materiales, se han destruido casi 61.000 viviendasEFE

El hambre que arrastran muchos habitantes de Camp Perrin desde el día del terremoto de magnitud 7,2 que asoló el sur de Haití ha generado tensiones durante la distribución de alimentos realizada este jueves por el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

El terremoto ha causado cerca de 2.200 muertos, más de 12.000 heridos y ha llevado a más de medio millón de personas a necesitar ayuda humanitaria urgente, según estimaciones oficiales.

DESESPERACIÓN POR COMER

La logística organizada en el colegio Fréres Unis de esta comuna cercana a Les Cayes se ha descontrolado por el nerviosismo de las personas que querían acceder a toda costa al campus para llevarse arroz, frijoles y aceite con los que alimentar a sus familias.

En cuanto percibieron el desorden, los policías que custodiaban el operativo humanitario, armados en todo momento, se pusieron sus chalecos antibalas y cascos, gesto que fue suficiente para comenzar a calmarse y, con algo de paciencia, sacar a la gente. en el patio de la escuela.

Unos minutos después se reinició la distribución de alimentos, que se repetirá este viernes y sábado, para beneficiar a unas 3.000 personas de 600 familias afectadas por el terremoto, explicó a Efe el representante del PMA en el país, Pierre Honnorat.

Por si esto fuera poco, se ampliará la entrega de ayuda humanitaria para atender las necesidades de la población de la zona, donde ya se entregaron alimentos a los 2.500 afectados por el terremoto del miércoles.

En los momentos de caos que han llevado a la distribución de la ayuda, una anciana muy pequeña se destacó entre la multitud, vestida de blanco y con un sombrerito negro, que caminaba muy lentamente por el lugar, ayudada por un bastón.

La mujer de 87 años, Izaelle Chine, ha realizado un esfuerzo hercúleo para llegar acompañada de un hijo, pero se ha ido con las manos vacías porque, según explicó a Efe, cuando llegó a buscar la ayuda tan esperada le dijo que no se incluye en los listados de la organización.

Caresise Sederne, por su parte, no ha tenido ningún problema, en pocos minutos tenía comida para la familia, formada por ocho miembros, que apenas han encontrado nada para comer desde el terremoto, dijo la mujer en declaraciones a Efe.

El PMA debería haber continuado su camino hacia la ciudad de Jérémie para brindar más ayuda a los afectados en esa ciudad y poblaciones aledañas, también muy golpeadas por el terremoto del pasado sábado, sin embargo, las condiciones de las carreteras les han obligado a suspender este viaje.

TRASLADO AEROPUERTO DE LES CAYES

El caso es que la comida ya está en Jérémie, ya que esta mañana salió un cargamento del aeropuerto de Les Cayes en un helicóptero de la organización.

El dispositivo ha coincidido en pista con varios vuelos, entre ellos un avión con la misión de trasladar a dos mujeres a Puerto Príncipe en estado grave por aplastamiento.

Además, aterrizó un helicóptero del Ejército de Estados Unidos, que realiza viajes de ida y vuelta desde la Bahía de Guantánamo (Cuba), dispositivo en el que llegaron médicos de la organización humanitaria Samaritan’s Purse.

El piloto de la aeronave, el comandante Mortimer, dijo al aterrizar que no sabía qué tan mal estaba la situación antes del desastre, «pero hay mucho daño a la infraestructura, carreteras, hay reportes de muchos heridos. Veo a muchos médicos». yendo y viniendo. Algunas comunidades aisladas. en lo alto de las montañas se han visto gravemente afectadas «.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA), unas 500.000 personas, el 40% de la población total de los departamentos de Grand’Anse, Nippes y Sud, necesitan ayuda humanitaria de emergencia tras ser afectados por el terremoto.

Protección Civil estima el número provisional de víctimas mortales en casi 2.200 y más de 9.000 heridos, aunque son datos provisionales que aumentarán en los próximos días, una vez que se den a conocer los datos correspondientes a los municipios que permanecen aislados.

En cuanto a los daños materiales, casi 61.000 viviendas han sido destruidas y más de 76.000 dañadas en las zonas más afectadas, dejando a miles de personas sin refugio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *