Gobierno listo para negociar con Minera Panamá

La empresa Minera Panamá y el equipo de alto nivel designado por el gobierno, liderado por el Ministerio de Comercio, están a punto de sentarse en la mesa de negociaciones para presentar una propuesta a la empresa First Quantum Mineral (FQM), que mantiene el 80% del acciones de la empresa que opera la mina de cobre ubicada en la provincia de Colón.

«La reunión con Minera Panamá se realizará aproximadamente a principios de septiembre», dijo a La Estrella de Panamá el ministro de Comercio, Ramón Martínez, quien insistió en que se reconsidere un nuevo contrato entre el estado panameño y el estado canadiense, con ajustes. en el porcentaje de regalías, impuesto sobre la renta, obras de infraestructura pública, temas ambientales, sociales y laborales.

«Estamos preparados. Esta semana anunciaremos cuándo vamos a negociar con la empresa, somos optimistas aunque no sabemos cuánto tiempo llevará la negociación», comentó el ministro.

Martínez no dio detalles del documento que el equipo de alto nivel presentará a la empresa. Sin embargo, Marcel Salamín, uno de los integrantes designados por el presidente Laurentino Cortizo que formó parte de este equipo, anticipó en el programa Mesa de Periodistas que se transmite por radio TVN, que se habían realizado 16 encuentros entre ambas partes.

También dio a entender que hay una propuesta preparada de antemano que no se puso sobre la mesa. “Los argumentos eran que había que subir la regalía del 2% al 5%, que el cobre no es de la nación sino de quien lo explota”, exclamó.

Martínez lo niega. Destacó que hasta el momento no hay acuerdo y está afinando la estrategia que presentará a la minera. Explicó que el equipo que se sentará frente a los ejecutivos de FQM ha sido asesorado en temas técnicos, económicos y fiscales recomendados por el Grupo de los 7 (G7) para países como Panamá que tienen menos experiencia en el tema, con el objetivo de negociar. un contrato que favorece al estado.

«Ahora mismo el Estado no recibe lo que se merece en una operación como esta», dijo el ministro. Mencionó que se basan en la experiencia de países más avanzados en minería para redactar el contrato y que en paralelo, a través de un diálogo, se redacta una política minera con el asesoramiento del Banco Interamericano de Desarrollo como base.

“Cada depósito es diferente, la ley minera puede tener un porcentaje diferente dependiendo del mineral que se extraiga”, adelantó el ministro de Comercio, quien preside la mesa de negociaciones.

Uno de los miembros del equipo, Marcel Salamín, renunció la semana pasada. Entre otras razones, Salamín presentó una propuesta bajo la fórmula Público-Privada, mediante la cual convertiría al Estado en accionista del 49% del negocio, lo que no fue aceptado por el panel de especialistas.

“Ser propietario al 50% te hace responsable de cualquier daño mientras dure la operación y cuando termine. A nivel internacional, podría verse como la nacionalización de una operación minera, un mensaje nefasto para la comunidad internacional. Económicamente fue cuestionado por los asesores ”, explicó Martínez.

En su carta de renuncia, Salamín describió que algunos integrantes del grupo concluyeron que su propuesta es «incompatible con la posición del gobierno», que fue descartada como una utopía y la encauzaron hacia un futuro glorioso pero incierto o fue calificada de antemano como inaceptable para FQM, asumiendo la representación de intereses que no deberían ostentar ningún miembro del Grupo. Con ello, considera que ha cumplido con la responsabilidad por la que fue citado.

«Mi propuesta rompe el paradigma de que debemos ser cobradores de regalías, somos dueños del cobre y tenemos derecho a participar en la distribución de acciones», dijo Salamín en el programa Mesa de Periodistas de TVN.

El ministro dijo a ‘El Decano’ que la propuesta de Salamín era «radicalmente diferente» a lo que estaban viendo con los asesores y consultores internacionales del G7, por lo que no fue aceptada. «Decidió que no puede ver otra propuesta que no sea esa, respeto su decisión», dijo Martínez.

Este diario conoció que algunos integrantes del equipo especial consideraron que, de aceptar la propuesta de Salamín, tendría implicaciones para la demanda internacional de compensación de la inversión para la construcción y puesta en marcha de la mina.

En medio de esta compleja conversación que le espera al Estado, está pendiente la publicación en el Diario Oficial de la sentencia que declaró inconstitucional la ley de contratos que aprobó en 1997 la concesión de extracción de cobre cedida a Petaquilla Gold, hoy Minera Panamá. Algo que para Salamín el Estado debería esperar antes de sentarse a dialogar con FQM, pero el ministro no ve la necesidad de esperar.

En cuanto a la composición accionaria de FQM, Salamín citó que Singapur y China -a través de empresas- son accionistas de la empresa, con un 19%, «no sé si fueron inducidos con mala fe de nuestro banco, fueron engañados para participar con un paquete accionario que es constitucionalmente ilegal y no se discutió en la mesa ”. Martínez afirmó que“ el accionista es la empresa FQM que cotiza en bolsa, sus acciones son públicas y pueden cambiar de accionista de un día para otro ”.

Otros países más desarrollados en minería, como Chile, no imponen regalías sobre la explotación minera. En cambio, tiene una tasa impositiva sobre las ganancias operativas de la empresa. Sin embargo, actualmente se está discutiendo en el Senado chileno un proyecto de ley para aplicar una regalía además de la tasa impositiva.

En Perú, por ejemplo, se aplica una regalía del 1% más el impuesto a las utilidades operativas.

El Código de Recursos Minerales de Panamá establece los siguientes porcentajes de regalías: 5% para cobre y molibdeno y 4% para oro y plata.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *