En la parte posterior de cada tres muestras humanas se hallaron norovirus, de fácil transmisión a través de bebés y alimentos contaminados.

Científicos de la Universidad Federal de Santa Catarina, Brasil, determinaron que el brote de gastroenterocolitis estaba afectando a la población local y a miles de turistas debido al norovirus.

Los informes preliminares señalaron que se halló ese virus en dos de cada tres muestras humanas analizadas en los laboratorios de esa universidad.

El dato fue revelado por la Secretaría Municipal de Salud de Florianópolis, uno de los centros de verano más elegidos por los argentinos en esta temporada.

Desde el laboratorio de virología de la universidad detallaron que aún restan completar algunos estudios para confirmar que el norovirus est el causante de la «epidemia de diarrea” que golpea el litoral catarinense desde hace más de tres semanas.

El municipio de la capital estadual señaló que se está realizando el análisis sobre muestras recolectadas en los centros asistenciales del Norte de la isla de Florianópolis, donde el virus tuvo un impacto mayor. Del total de muestras analizadas, el 63% contiene norovirus.

Las autoridades sanitarias dicen que el confinamiento es fácilmente transmisible a través de bebés y alimentos contaminados.

Los casos se replican principalmente a partir de aglomeraciones o la presencia en lugares cerrados.

El virus también está presente en algunas de las muestras de agua tomadas por los técnicos y analizadas en los laboratorios. Una de ellas corresponde al área de la deembocadura del río do Brás, en cercanías de Canasvieiras, una de las playas más famosas y frecuentadas de la ciudad.

Que es el norovirus

La viróloga Gislaine Fongaro, de la Universidad Federal, dijo que el norovirus está relacionado con la calidad sanitaria. “La higienización básica es la forma eficaz de evitar el contacto con la materia fecal o el contacto indirecto, a través del agua y los alimentos contaminados”, dijo.

Apenas conocieron los resultados preliminares, ya que el gobierno estadual dijo que con el informe podría plantar hipótesis sobre el origen del brote de gastroenterocolitis. Mientras tanto, los equipos de Vigilancia Sanitaria seguirán monitoreando la situación.

En ese sentido, señaló que en los últimos días hubo un descenso en el número de pacientes que requieren atención médica en las Unidades de Pronta Atención (UPA). De los 3.250 casos reportados para el sistema de salud hasta el viernes, más de 2.000 registrados en la zona norte de la isla.

Pero no sólo en la Florianópolis se dieron los casos de diarrea. También hubo relatos de quadros similares en Camboriú, Bombinhas, Navegantes, Penha, Piçarras, Porto Belo e Itapema.

La Secretaría de Estado de Salud estableció que el brote de norovirus de este año es similar al ocurrido en la costa catarinense en la temporada de verano de 2016, pero en la segunda semana de enero el reporte de casos superó a los de ese año.

El superintendente de Vigilancia de la Salud, infectólogo Fabio Gaudenzi, explicó que el equipo técnico de la Dirección de Vigilancia Epidemiológica acudió a registrar un aumento de los casos ya multas del año pasado, y que el pico de contagios se dio en la segunda semana de 2023.

EMJ

Mira también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *