Hallan restos humanos en el tren de aterrizaje de un avión estadounidense que salía de Kabul

“Hoy, si hay justicia o impunidad en la muerte de Elibeth Zentner está en manos, una vez más, de la Corte Suprema de Justicia en su Sala Penal, integrada por los magistrados María Eugenia López, Maribel Cornejo y José Ayú Prado […]»

El 26 de agosto de 2012, Elibeth Zentner falleció en circunstancias confusas, lo que llevó a la familia Zentner a exigir un proceso de investigación, con el objetivo de esclarecer verazmente la muerte de su hija.

Han pasado nueve años y la familia Zentner-Severino aún no ha podido tener un reconocimiento judicial mediante una sentencia que, según las pruebas, decida: ¿fue un “accidente” o un homicidio intencional? ¡Esto último ha sido probado !, falta para vincular al criminal.

Hoy, si hay justicia o impunidad en la muerte de Elibeth Zentner está en manos, una vez más, de la Corte Suprema de Justicia en su Sala Penal, integrada por los magistrados María Eugenia López, Maribel Cornejo y José Ayú Prado; quien debe resolver un recurso de casación contra la prescripción, presentado a favor de su esposo, para intentar dejar impune su participación como responsable en la muerte de Elibeth.

En este acompañamiento se han realizado diferentes acciones solidarias, cuyo objetivo ha sido denunciar y exigir que se conozca la verdad. Entre ellos se encuentran marchas, piquetes en los juzgados donde se han realizado audiencias, participación de los medios de comunicación exigiendo justicia oportuna, se han emitido pronunciamientos; Por ejemplo, el del Consejo Consultivo de la Defensoría del Pueblo, integrado por 14 organizaciones de la sociedad civil y de fecha 8 de marzo de 2018, que señaló cinco puntos, entre los que podemos destacar: 1-. Exigir al Estado que analice el proceso seguido por la muerte de Elibeth Zentner, bajo los parámetros del derecho internacional de los derechos humanos y de acuerdo con el principio de debida diligencia; más aún cuando existen fuertes indicios para sospechar que la muerte fue consecuencia de violencia de género. 2-. Solicitar una resolución del sistema judicial en un plazo razonable, para mitigar la victimización secundaria a la que han estado expuestos la señora Beatriz Severino y el señor Federico Zentner. 3-. Manténganos alerta a las acciones que se siguen en este caso y en apoyo a la familia Zentner, para que se esclarezca lo sucedido y la familia pueda conocer la verdad de los hechos. 4-. Exigir al Estado panameño la efectiva implementación de la normativa nacional e internacional en la materia, que permita la prevención de todas las formas de violencia contra la mujer, así como la atención y protección integral de las víctimas; además del desarrollo de investigaciones oportunas y el establecimiento de sanciones ejemplares por las muertes violentas de mujeres.

La Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP) y el Espacio de Encuentro de Mujeres presentaron ante los magistrados de la Corte Suprema de Justicia de la República de Panamá (Pleno), el 10 de diciembre de 2017, un “Amicus Curiae” (“Amigos de el Tribunal «).

Allí explicamos lo siguiente: “Venimos a presentar este escrito del“ Amicus Curiae ”, para exponer nuestra visión de la ausencia de respeto y protección al Derecho a la Vida, luego de estudiar el caso y sus pruebas, solicitamos a la Corte, que establecido en nuestro ordenamiento jurídico interno y en los convenios de Derechos Humanos, los cuales forman parte del Bloque de Constitucionalidad establecido en el artículo 4º de la Constitución Política.

En la justificación del “Amicus Curiae”, señalamos: “que no venimos a acusar ni juzgar a ninguna persona, porque reconocemos que es responsabilidad de las autoridades establecidas para estos fines: el Ministerio Público y el Poder Judicial ; lo que sí queremos es ayudar en el ejercicio de la debida diligencia que debe orientar la conducta de todos los operadores judiciales. Con el objetivo superior, que en nuestra Panamá, exista la mayor protección de los Derechos Humanos, basada en el Derecho a la Vida. En este sentido, corregir los errores que notamos en la investigación del homicidio de una joven panameña, madre de tres hijos, quien falleció en el período más productivo de su vida.

La familia Zentner ha luchado durante nueve años en la búsqueda del esclarecimiento de la muerte de su hija, el dolor les ha dado un impulso a conocer la verdad, es un ejemplo para la sociedad panameña, no podemos quedarnos callados. Tenemos que exigir al Gobierno Nacional y en todas las instancias de justicia, lo consignado en el artículo 15 de la Ley 82 de 24 de octubre de 2013. Que tipifica y sanciona al FEMICIDE y otros actos de violencia contra las mujeres.

Contrarrestar fallos equivocados, corrupción, impunidad en los Tribunales y aumento excesivo de asesinatos de mujeres por razón de género; Debemos exigir al Gobierno Nacional, que ponga en práctica, el numeral 3 del artículo 15, que exige «Coordinar y / o ejecutar programas de capacitación continua, con una periodicidad no menor a un año, para las oficinas gubernamentales y no gubernamentales, con especial énfasis en el personal de justicia, personal de salud y autoridades policiales, quienes garantizan una adecuada prevención, protección y atención a las mujeres víctimas de violencia ”¡Justicia para Eli! ¡No a la impunidad!

Secretario General de la Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *