Preloader

Nuestro sitio web utiliza cookies. Una cookie es un pequeño archivo de texto que se almacena en tu ordenador o dispositivo móvil cuando visitas nuestro sitio. Las cookies nos permiten recordar tus preferencias y ofrecerte una experiencia personalizada.

La prevención de delitos sexuales y la violencia contra la comunidad educativa, entre los nuevos talleres que imparte la policía en los colegios | Educación

El silencio impera este miércoles en el salón de actos del IES Laguna de Joatzel de Getafe (Madrid), a pesar de estar lleno de estudiantes de cuarto de la ESO. Se quedan mudos ante la pregunta de una agente de la Policía Nacional: “¿Qué es la violencia de género?”. Por desconocimiento o timidez tardan en dar una respuesta. Participan en la inauguración del Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los Centros Educativos y sus Entornos, correspondiente al curso escolar 2023-2024, ofertado por el Ministerio del Interior. El proyecto facilita información a los niños y adolescentes sobre los principales problemas de seguridad a los que están expuestos para que identifiquen situaciones perjudiciales y eviten ser víctimas de cualquier tipo de delito. Además, pretende erradicar las conductas violentas del ámbito escolar y fomentar la denuncia ante la policía en caso de que algún menor se encuentre afectado.

Desde 2013, no se había renovado el plan director, pero la demanda de nuevas temáticas por parte de los centros educativos, así como la preocupación de los cuerpos policiales por la proliferación de determinados delitos que afectan a los más jóvenes, han llevado al Ministerio del Interior a diseñar nueve talleres nuevos: prevención de delitos sexuales, violencia contra la comunidad educativa y los centros, maltrato en el ámbito familiar hacia la infancia y adolescencia, trata y explotación de seres humanos, desaparición de menores sin causa aparente, protección a la propiedad intelectual, protección de datos personales, garantía de los derechos digitales y cuidado del medio ambiente y la naturaleza.

En los últimos años, cuenta el coordinador del plan director en la Comunidad de Madrid, Ángel Canales, se han registrado situaciones “muy dramáticas” entre los adolescentes, como agresiones a profesores en España y Francia. En mayo de 2022, un profesor del instituto del Baix Llobregat (Barcelona) fue empujado en las escaleras por un alumno. Estuvo tres semanas de baja con una contractura. En 2015, un adolescente mató con una ballesta y un machete a un profesor en Barcelona. Esto son solo dos ejemplos. Canales cuenta que también están pendientes de las noticias que salen a diario respecto a “la banalización de las relaciones sexuales, que en parte se debe al acceso precoz a la pornografía”. En junio, las familias de tres adolescentes de 14 años denunciaron una presunta agresión sexual por parte de un menor de 13 años en el instituto Antonio Gala de Móstoles (Madrid).

A la percepción de la policía se suma la alerta que lanzó la Fiscalía General del Estado en su última memoria anual, donde puso de relieve el “incremento y auge de todo tipo de conductas cada vez más violentas” cometidas por niños y adolescentes. En 2022, las agresiones sexuales incoadas ascendieron a 974, lo que, alertaba la Fiscalía, supone un “notabilísimo y preocupante” ascenso del 45,8% respecto del 2021, cuando se registraron 688 causas. El texto añadía que “resulta alarmante” que la cifra de expedientes abiertos por este tipo penal se haya incrementado en un 116% desde 2017.

El plan director se desarrolla en los centros escolares que lo solicitan de manera voluntaria y se adapta a la temática que la dirección escoja entre el abanico de propuestas ofertadas. “Se trata de poner en conocimiento de los alumnos los riesgos y las consecuencias legales que entrañan estos delitos para contribuir a su prevención”, matiza Canales. Se implica a alumnos, profesores y padres con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado mediante reuniones, exhibiciones, jornadas y vigilancias.

Las delegaciones y subdelegaciones de Gobierno designan un responsable que se ocupa de coordinar el proyecto con las entidades autonómicas y municipales. En Madrid, el plan se lleva a cabo mediante el área de Alta Inspección de Educación. Quienes imparten las charlas son integrantes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. Colaboran también la Unidad de Coordinación contra la Violencia sobre la Mujer y la Policía Municipal. Uno de los objetivos es incrementar la vigilancia policial en las inmediaciones de los centros educativos.

Ya en 2006 el Ministerio del Interior firmó con el entonces Ministerio de Educación y Ciencia un acuerdo para la mejora de la seguridad. Aunque desde entonces las preocupaciones de la comunidad educativa se han renovado, el foco persiste en el acoso escolar y el consumo de drogas y alcohol. El nuevo plan director incorpora nuevas adicciones como los juegos de azar. Entre las temáticas más demandadas por los centros este curso también se encuentran los delitos de odio y las bandas juveniles violentas, el racismo, los riesgos de Internet y de las redes sociales y la no discriminación sexual.

La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, presente en la jornada, insiste a los alumnos: “Que no se quede nada en vuestra cabeza sin poder preguntar. La violencia tiene muchas formas y muchas caras”. Les invita a proponer acciones institucionales para alcanzar el objetivo de que “nadie se sienta mal”. Canales explica que aunque los adolescentes pueden no denunciar situaciones en las jornadas impartidas por los agentes, después sí lo hablan con los compañeros y los profesores. El director del IES Laguna de Joatzel, Miguel Ángel Amores, aclara que los temas tratados en las charlas se profundizan posteriormente en las tutorías.

Algunas temáticas, como la violencia machista, se imparten desde hace años. Ante un auditorio repleto de alumnos, María José Cabrera e Inés Rodríguez, dos agentes de la Policía Nacional, explican la diferencia entre la violencia de género y la violencia doméstica. Además, abordan el maltrato físico, psicológico y sexual que, también aparece de forma virtual con las nuevas tecnologías. “No es normal que mi pareja me pida la localización del móvil de forma constante”, explica una de ellas. Un vídeo de una mujer agredida sirve de ejemplo para analizar cómo el maltrato cambia progresivamente a una persona. “Deja de sonreír”, “le cambia la mirada”, “le aparecen marcas y las esconde”, reflexionan los menores a los que se les insiste en que hay que estar atentos si una amiga deja de quedar con el resto del grupo. El objetivo es que aprendan a identificar estas señales como alerta de que algo no va bien.

Cualquiera puede ser víctima

Las agentes explican que cualquiera puede ser víctima, independientemente de la posición social o económica, y además no hay un perfil único de maltratador, pero sí son propensos a serlo las personas celosas, manipuladoras, agresivas e impulsivas. Además, han advertido de la tendencia del agresor a arrepentirse, disculparse y excusarse sin éxito porque continuará con el maltrato cada vez en intervalos más cortos de tiempo.

El delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Martín, insiste en que la violencia de género afecta a la libertad y a la tranquilidad. “Solo en Getafe hay 270 mujeres en riesgo y 4.500 en Madrid”, alerta a los alumnos para que identifiquen comportamientos machistas en ellos mismos y en su entorno.

La profesora del IES Laguna de Joatzel Cristina Tentor insiste en que hay más machismo de lo que parece. En el Día de la Mujer ha escuchado a algún alumno preguntar cuándo se celebra el día del hombre. Sus compañeras cuentan que en algunos casos notan como se ha perdido el respeto al profesorado, en ocasiones con palabras ofensivas y a veces con un exceso de confianza, como si fueran sus amigas.

Hasta el día 15 de octubre se han recibido solicitudes de 813 centros educativos interesados en participar en el plan director para el curso 2023-2024, un 65% del total de los que participaron el curso pasado. El proyecto cuenta con una dotación económica de 300.000 euros. La Policía Nacional y la Guardia Civil están en formación continua para dirigirse al alumnado. En el anterior año académico se alcanzó la mayor cifra de charlas impartidas, un total de 13.708. Durante los dos primeros trimestres aumentaron un 30% con respecto al curso anterior. Se visitaron 140 localidades madrileñas, casi la totalidad de los municipios de la región que cuentan con algún centro de Primaria o Secundaria. Para más del 90% de las instituciones educativas encuestadas, las charlas del plan director ayudan a prevenir conflictos y situaciones de riesgo.

Puedes seguir EL PAÍS Educación en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

By Samuel Suarez

Relacionados