'Los jóvenes están leyendo mucho y están leyendo en papel'

La promoción de una cultura hacia la lectura contribuye a la construcción de una sociedad con una educación de calidad. Esa es la filosofía de la empresaria y presidenta de la Cámara Panameña del Libro (Capali), Orit Btesh, quien hace un llamado a autoridades y empresarios para apoyar iniciativas como la Feria Internacional del Libro (FIL).

“Creo que la cultura no es una prioridad para nadie en este país. Hay una falta de apoyo de instituciones gubernamentales y empresas privadas ”, agregó Btesh.

Las palabras de la empresaria se dan en el contexto de la promoción de la FIL 2021, que arranca hoy y finaliza el próximo domingo. El mayor evento cultural, que se realiza en el país desde hoy hasta el próximo domingo, tendrá a Estados Unidos como país invitado por segundo año consecutivo. Y contará con más de 57 escritores internacionales y 108 nacionales.

La actividad será el escenario para debatir sobre temas de importancia nacional, por ejemplo, la brecha educativa, el periodismo de investigación para apoyar la prevención del abuso sexual infantil en América Latina y la migración, entre otros.

Por motivos de bioseguridad, la feria se realizará de forma virtual. Aunque algunos eventos, como por ejemplo la inauguración hoy en el Teatro Nacional, serán presenciales.

En Entrevista La Estrella de Panamá el jueves, Btesh ofrece más detalles de la celebración cultural.

El lema de esta edición de la Feria Internacional del Libro (FIL 2021) es “leer para soñar y seguir adelante”. ¿Qué mensaje busca transmitir el lema?

Vas a escuchar en mi discurso sobre los sueños y el progreso que uno tiene que tener. Lo que queremos decir es que en los momentos de crisis, en los momentos más difíciles es que hay que seguir adelante, soñar y seguir adelante. Y la lectura te da esa herramienta para poder volar con tu imaginación y reinventarte y crecer. El mensaje es que todos podemos avanzar y avanzar en la vida.

El año pasado, cuando estuvimos ocho meses encerrados, tuvimos que reinventarnos. Como persona de la tercera edad, tengo que pedirles a mis hijos que me ayuden con la tecnología porque soy torpe. Al final, tuvimos que reinventarnos y montar una feria virtual. Creo que fue un gran cambio en nuestra vida.

Además de la feria virtual tuvimos que montar la venta online. Compramos una plataforma tridimensional internacional para que la gente tenga la experiencia de entrar y caminar a los diferentes stands y disfrutar de la experiencia, y no fue fácil.

¿Cuáles son las expectativas para este año?

Montamos esta feria virtual, pero vamos a implementar algunos eventos presenciales, por ejemplo la inauguración. En el Teatro Nacional, donde hay 680 asientos, solo se permiten 200 personas. Participará el presidente (Laurentino Cortizo), por lo tanto, no se puede ingresar sin tener la vacuna o una prueba de covid-19 negativa. Todos los eventos presenciales serán proyectados simultáneamente por la plataforma Zoom y nuestro canal de YouTube. Contamos con todo el equipamiento tecnológico en el Teatro Nacional. Y, simultáneamente, todo el concierto y todos los discursos.

“Quiero mencionarles que el año pasado, con todo y que estábamos cerrados, ingresaron 187 mil personas, pero en total, con la página interactiva tridimensional tuvimos 1.480.000 interacciones”.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en el programa?

Tenemos meses. Contamos con más de 200 actividades en total, en estos cuatro días de feria. Tenemos como participantes a 57 escritores internacionales y 108 nacionales. Tenemos una gran participación.

La FIL siempre ha sido un puente para conectar la sociedad con la lectura. En ese sentido, ¿hemos logrado avanzar y llegar a más lectores?

Hemos avanzado. Soy un creyente que en Panamá se lee. Lo digo no solo como presidente de la cámara. Tengo una librería y veo que la gente viene y pasa tiempo allí. Veo que la gente está leyendo. Necesitamos mejorar, por supuesto. Creo que lo básico, la llave maestra está en manos de los gobernantes. Tenemos que mejorar nuestro nivel de educación. No puede ser que en Panamá, en tercer grado haya niños que no entiendan lo que leen. No hay compresión de lectura. Tenemos que cambiar la visión del país, tenemos que mejorar el nivel de educación. Y esa debe ser la prioridad de todos los gobiernos.

En su opinión, ¿cuál sería la raíz de este problema?

Los programas educativos deben actualizarse. Por otro lado, no quiero decir que los profesores tengan la culpa, pero necesitan preparación. No les estamos dando a los maestros las herramientas que necesitan para transmitir una mejor educación a nuestros hijos. Vas a una escuela y no tienen agua potable, y por otro lado los profesores no tienen la preparación adecuada. Tienen errores de ortografía y también problemas de comprensión de lectura. Todo es una cadena. Por eso digo que esto está en manos de los líderes. Nuestros hijos no salen con el nivel de educación que se requiere.

¿Qué dificultades ha tenido para montar un producto con FIL 2021?

Dos dificultades. El primero es la falta de apoyo financiero. Creo que la cultura no es una prioridad para nadie en este país. Falta el apoyo de instituciones gubernamentales y empresas privadas. Es cierto que estamos en tiempos difíciles y que no hay dinero, pero al final ves que hay dinero para otras cosas. Algunos sindicatos que pensamos que nos apoyarían nos han dado la espalda. Creo que falta más conciencia. Al final, esta feria y esta experiencia convertirán al país en uno de los primeros del mundo. Si mejora el nivel de educación, eso ayudará a Panamá a ser un país del primer mundo.

Nos quejamos de los extranjeros que vienen y nos quitan el trabajo a los panameños. Pero es tan difícil encontrar un profesional que quiera darlo todo. Nos hemos acomodado a recibir ese bono del gobierno, nos hemos acomodado al mínimo esfuerzo. Hoy es difícil encontrar a alguien que quiera trabajar. ¡Eso me entristece!

¿Conseguiste medir las ventas de libros del año pasado?

Sí, medimos las ventas, pero algunas empresas no han desarrollado tiendas online. Fueron momentos difíciles. Creo que hoy, con todo este desarrollo de poder abrir una cuenta de ahorros en línea, eso ha ayudado a muchas personas a tener acceso a la banca. Y, por supuesto, poder comprar online. Este año tenemos ventas online, pero también librerías abiertas. Algunos de los escritores nacionales estarán presentes en las librerías y podrás conocerlos y pedirles que firmen un libro.

Quiero mencionar que el año pasado, con todo y que estábamos cerrados, ingresaron 187 mil personas, pero en total, con la página interactiva tridimensional tuvimos 1.480.000 interacciones. Participaron más de 50 países.

Este año esperamos superar las cifras del año pasado. Aún no sabemos cómo será debido a que las tiendas están abiertas. Mi experiencia como empresaria es que el público ha llegado a las tiendas. Y les dicen a los gerentes que se pierden la feria, que quieren volver al centro de convenciones Atlapa. Y les gustaría caminar por los pasillos y tocar los libros y acariciarlos. Es interesante que los jóvenes lean mucho y lean en papel. Los jóvenes prefieren leer en libros físicos. Eso me ha llamado la atención y creo que volvemos un poco a nuestra generación. Al lector le gusta sentir el papel.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *