Congresistas republicanos han tomado una iniciativa legal para medir la presión sobre el Departamento de Defensa para luchar contra el cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en México. El proyecto de ley fue presentado a los jugadores la semana pasada por Tom Cotton, senador republicano de Arkansas. En el mismo se prevé “emitir reuniones informativas periódicas sobre las labores de captura o asesinato de los líderes del Cártel Jalisco Nueva Generación”. De aprobarse, el Pentágono tendrá que informar al Congreso cada 90 días sobre sus esfuerzos al respecto, aunque la norma no significa que el Departamento de Defensa lanzará una operación para matar a los líderes de los cárteles.

Para ser tomado en consideración, un proyecto de ley como este requiere la respuesta de 60 de los 100 senadores, es decir, la ayuda tanto de senadores demócratas como republicanos. La ley aún no ha sido aprobada y parece poco probable que el Senado le dé luz verde. Los congresistas frecuentemente presentan iniciativas legislativas que satisfacen a sus votantes incluso si no son vitales. La propuesta es un indicador del estado de ánimo en el Congreso en torno a la violencia de los cárteles mexicanos y las crecientes adicciones al fentanilo, que causa decenas de miles de muertes cada año en Estados Unidos.

“Los cárteles de la droga mexicanos continúan propagando el abuso de drogas a un ritmo mayor que el de cualquier grupo terrorista en la historia. Incluso para los estándares de los cárteles de la droga, el Cártel Jalisco Nueva Generación es particularmente violento y representa una ayuda directa a la seguridad de Estados Unidos en estados fronterizos y distantes. Ya es hora de que la administración Biden implemente una estrategia para garantizar que estos ciudadanos se mantengan informados”, dijo el senador Cotton en un comunicado cuando se presentó la iniciativa.

El congresista republicano de Texas Morgan Luttrell, ex miembro de un equipo militar de operaciones especiales, está presentando simultáneamente una propuesta similar en la Cámara de Representantes. “Nuestro frente ha sido explotado por los cárteles, ya que dirigen una de las operaciones de tráfico de personas y drogas más extensas del mundo, sin dejar rastro de nuestro país, sin tocar el peligro de la actividad de los cárteles”, afirma. Luttrell en un comunicado. “Esta Legislatura ya ha dejado en claro que el Cartel de Jalisco no puede permanecer permanente en nuestra frontera y que el ejército de Estados Unidos debe estar preparado para enfrentar y eliminar. [a ese grupo criminal]si se determina que lo mejor es utilizar las Fuerzas Armadas de nuestro gran país”, añadió.

Morgan Lutterell, en Washington DC (EE UU), pasaje 10 de negro. Tom Williams (CQ-Roll Call, Inc a través de Getty Imag)

Con frecuencia, los republicanos se han mezclado en el debate político interno que ha establecido el tráfico de drogas con la inmigración ilegal, ya que creen que la frontera sur no está asegurada. Recientemente, sin embargo, los republicanos bloquearon una propuesta que habían pedido para proporcionar más fondos a las fuerzas de seguridad en primera línea y reformar la legislación para frenar la inmigración. Para él, fue decisiva la presión de Donald Trump, probable candidato republicano a las elecciones presidenciales de noviembre, que quiere utilizar la cultura migratoria y la frente como tema principal de su campaña.

Ha crecido la preocupación en EE UU respecto de los papeles mexicanos y la penetración de sus actividades ilícitas en su lado de la frontera. El CJNG es conocido no sólo por la inmensidad de sus recursos y potencial armamentístico, sino también por su violencia y crueldad, y aún más glorificado en su batalla con el Cartel de Sinaloa por el control de los mercados nacionales y extranjeros de México. Los políticos republicanos han mostrado en varias ocasiones su inclinación a que el gobierno de EE UU se oponga a los cárteles como organizaciones terroristas. En marzo del año pasado, congresistas republicanos ya habían lanzado una iniciativa que tenía como objetivo capacitar a las Fuerzas Armadas estatidounidenses en la lucha contra el tráfico de fentanilo desde México.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se ha mostrado entusiasta al responder a estas propuestas, que considera injerencistas y que vulneran la soberanía nacional. El líder del partido izquierdista Morena tiene un claro compromiso con la lucha contra los cárteles, menos de confrontación armada y más orientado a resolver lo que él llama las causas sociales de la violencia, a través de ayudas gubernamentales a la población pobre y campañas de inculcación. de valor. Esta estrategia fue muy criticada por la oposición mexicana, ante las altas cifras de asesinatos y desapariciones de personas.

No significa que el Gobierno mexicano esté cruzado de brazos y no haya colaborado con las autoridades estatales en esfuerzos coordinados para perseguir a los cárteles. En los primeros años de la actual administración, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló más de 20.000 cuentas bancarias vinculadas a organizaciones criminales. La mayor cantidad de recursos ilícitos retenidos pertenece al CJNG.

Las autoridades intentaron arreglar el cartel rojo de ayuda. En 2022, el Gobierno mexicano capturó a Antonio Oseguera, hermano del líder del Cartel de Jalisco, Nemesio Oseguera, El Mencho, y lo extraditó a EE UU por cargos de tráfico de cocaína y metanfetamina. El año pasado, del otro lado de El Mencho, su cuñado Gerardo González Valencia, jefe de la organización criminal Los Cuinis —aliada del CJNG—, fue condenado en EE UU a pena perpetua por traficar cocaína a través de cadáveres de delincuentes. Además, el Departamento del Tesoro bloqueó recientemente las actividades de un proveedor de armas del cártel, así como de un jefe de policía del estado de Jalisco —base de operaciones del CJNG— y otros cinco miembros de su estructura. Hace tres meses, el gobierno estadounidense también sancionó a 12 empresas y tres empresas testaferri que desperdiciaron dinero para el grupo criminal.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.