Paraguay detiene a Argentina que tenía un Messi desenchufado

El empate fue justo pero hubo un problema entre los paraguayos, que terminaron el duelo con más fuerza y ​​convicción que Argentina.



Paraguay y Argentina empataron sin goles el jueves en Asunción en un partido en el que destacaron los porteros de ambos equipos y en el que los locales apresuraron al equipo de Lionel Messi en la segunda parte, que fue apagada e imprecisa durante todo el encuentro.

Paraguay se mantiene en el sexto lugar en la clasificación de la eliminatoria sudamericana a Qatar con 12 puntos y Argentina, segundo después de Brasil, con 19 puntos y un partido menos disputado.

El empate fue justo pero hubo un problema entre los paraguayos, que terminaron el duelo con más fuerza y ​​convicción que Argentina.

La Albiceleste salió muy suelta desde el inicio, por lo que Messi y Joaquín Correa empezaron con dos remates a puerta atajados por Anthony Silva, la figura de la Albirroja.

Con control de balón y vocación de ataque, ese inicio fue para los argentinos, que, sin embargo, ya no llegaron en peligro al área de Silva, muy bien apoyados por el esgrimista Omar Alderete.

El grupo tuvo hechizos de medio gas que fueron aprovechados por los guaraníes, aunque hasta el final de ese período no encadenaron ataques, aunque sin mucha discreción por parte de la dupla de Ángel Romero y Antonio Sanabria.

De hecho, la jugada más clara de los locales en ese momento fue obra de un defensa, el siempre delantero Santiago Arzamendia, que en los cinco primeros lanzó un tiro envenenado que obligó a lucirse a Emiliano Martínez.

Arzamendia y Otamendi fueron los grandes pasadores en la segunda parte de la Albirroja, muy afilados en sus contraataques una vez que se recuperaron de la advertencia de De Paul en el 49, un disparo cruzado que no encontró la estocada final.

Tanto es así que Otamendi le dio un pase largo y perfecto al correcaminos Miguel Almirón, que aceleró hasta la puerta de Martínez, que tapó lo que se cantó como gol.

Villasanti también salvó a Albirroja al interceptar un cabezazo de Correa a poca distancia del arco de Silva, en el que pudo haber sido el primero para los argentinos.

Alejandro ‘Papu’ Gómez, que ingresó por Rodrigo de Paul, puso a prueba la calidad de Silva, que cubrió un cañonazo al ángulo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *