La llorona del 25 de agosto de 2021

«Aquí no hay corrupción ni mala gestión financiera, […]. Los fondos del subsidio se utilizan de acuerdo con las reglas establecidas por el Tribunal Electoral. […]»

Cada organización tiene sus reglamentos y normas, en el Partido Popular lo llamamos Estatutos y cada vez que se toma un cargo, ya sea por elección interna o por nombramiento, juramos cumplir con los Estatutos. De lo anterior se desprende que es obligación de los miembros y dirigentes conocerlos, ya que son las normas que regulan, dirigen y limitan la vida partidista.

Con lo anterior como marco conceptual, debemos decir que es absurdo que el presidente del Partido Popular haya cometido los delitos que han motivado su expulsión, por motivos, entre otros, de recibir donaciones en nombre del grupo, sabiendo que si proceden de un gobierno extranjero, existe una prohibición expresa en el apartado 3 del artículo 303 del Código Electoral y, al tratarse de donaciones, forman parte del patrimonio del partido, el cual, a pesar de su condición de presidente, no puede disponer por su cuenta. capricho libre.

Los hechos descritos, y otros, fueron debidamente denunciados y aceptados por el expresidente y, sin duda, expuso los motivos de su expulsión por el Tribunal Nacional de Ética del Partido Popular, luego de un proceso disciplinario.

Cabe mencionar que, previamente, en la Junta Nacional del 27 de junio, por abrumadora mayoría, se solicitó la renuncia del señor Brea, no solo por faltas cometidas, sino también por la evidente falta de liderazgo y capacidad de gestión de la grupo.

Comprensible es el deseo de defenderse, lo que no entendemos son las múltiples declaraciones alegando la comisión de violaciones, y adecuar las poses de la víctima, cuando se tiene claro que no es inocente y el proceso se desarrolló en la forma prescrita en nuestra ley. sistema y que ante la confesión abierta y aceptación de faltas, no quedaba otra posibilidad que imponer la sanción correspondiente. No hacerlo habría sido impunidad y encubrimiento.

Aquí no hay corrupción ni mala gestión financiera, como se supone que cree el país. Los fondos del subsidio se utilizan de acuerdo con las normas establecidas por el Tribunal Electoral, el cual audita periódicamente su uso y le corresponde a esta instancia determinar si ha habido mala gestión.

El expresidente Daniel Brea ha apelado ante el Tribunal Electoral. Dada su abierta aceptación de los hechos, no existen pretensiones de inocencia, y los supuestos vicios procesales no son más que creaciones artificiales, con el fin de allanar el camino a una petición de nulidad, con el fin de volver a un partido político en el que no no tener el menor liderazgo. La administración de justicia y la autonomía de las partes están controladas.

Los miembros del Partido Popular confían en que, de acuerdo con la rectitud que ha caracterizado la actuación de la Corte en las últimas décadas, se regirá en derecho confirmando la sanción impuesta por el Tribunal de Ética del Partido Popular y que la autonomía de los partidos en la toma de decisiones internas.

Vicepresidente del Partido Popular.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *