Preloader

Nuestro sitio web utiliza cookies. Una cookie es un pequeño archivo de texto que se almacena en tu ordenador o dispositivo móvil cuando visitas nuestro sitio. Las cookies nos permiten recordar tus preferencias y ofrecerte una experiencia personalizada.

Sierra de Urbasa: Nuevo caso de violencia vicaria: un hombre mata a su hijo de 7 años al tirarse con él al vacío | Sociedad

Los resultados preliminares de las autopsias realizadas en el Instituto Navarro de Medicina Legal a los cadáveres del hombre de 54 años y de su hijo de 7 encontrados este martes en la base de un acantilado en la Sierra de Urbasa (Navarra) apuntan como hipótesis principal de los hechos que el padre abrazó al menor y se lanzó al vacío. En esta línea, el documento señala que el cuerpo del varón presenta muchos más golpes que el del pequeño. Los forenses no han encontrado en este examen restos de sustancias tóxicas en ninguno de los dos cuerpos ni tampoco indicios de que el padre asfixiara al menor antes de lanzarse al vacío desde una altura aproximada de 200 metros.

Los cadáveres han sido encontrados a primera hora de la mañana por un helicóptero de la Guardia Civil en una zona de difícil acceso. El cuerpo policial había encontrado pocas horas antes el vehículo del padre estacionado muy cerca, en el alto de la zona denominada Balcón de Pilatos, un escarpado acantilado en la sierra de Urbasa. La búsqueda se inició ayer por la tarde, después de que la madre, separada del padre desde hacía más de dos años, presentara una denuncia por desaparición al ir a recoger al menor a la ikastola Lizarra y constatar que este no había asistido a clase en todo el día.

La denuncia fue presentada en la Oficina de Atención al Ciudadano de la Guardia Civil de Estella, localidad en la que estudiaba el niño. Ahora, las labores de investigación se centran en esclarecer los motivos que llevaron al hombre a matar a su propio hijo y suicidarse. La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación de este caso, dirigida por el juzgado de Instrucción número dos de Estella. Ya desde el hallazgo de los cuerpos, los investigadores no han descartado ninguna hipótesis, incluyendo la de la violencia vicaria. El hombre, que trabajaba en una empresa de construcción, vivía en Igúzquiza, mientras que la madre y el niño se habían trasladado tras la separación de la pareja a Estella, donde ella regenta un negocio.

Esta mañana, la consejera de Interior y portavoz del Gobierno de Navarra, Amparo López, ha explicado que el caso está bajo secreto de sumario, por lo que ha declinado confirmar si existían o no denuncias previas entre los progenitores. La portavoz ha lamentado “profundamente” lo sucedido.

El director del Servicio de Protección Civil y Emergencias, Juan José Boulandier, ha señalado que, tras la denuncia de la madre y la localización del vehículo del padre, ya muy avanzada la tarde, se activó el dispositivo de búsqueda en la zona de Urbasa. En él participaron responsables de Guardia Civil, dotaciones de bomberos de los parques de Cordovilla y Estella y un grupo de rescate técnico, Policía Foral, Guardia Civil, Guarderío de Medio Ambiente, Cruz Roja y un equipo de drones, así como un helicóptero de la Guardia Civil. Ha sido precisamente desde este medio aéreo desde donde se han localizado los cuerpos a primera hora de la mañana.

By Samuel Suarez

Relacionados