Sin apoyo del gobierno, la conservación de la rana dorada está muriendo

Para sobrevivir, la fundación EVACC ha tenido que gastar los fondos asociados a la investigación de estos anfibios.

Golden Frog en cautiverio en la Fundación de Rescate y Conservación de Anfibios El Valle

Golden Frog en cautiverio en la Fundación de Rescate y Conservación de Anfibios El ValleCedido

Estudiar, investigar y conservar es un tenaz trabajo científico que realiza la Fundación de Rescate y Conservación de Anfibios El Valle (EVACC), para preservar la rana dorada y otros anfibios amenazados.

La organización sin fines de lucro lleva 16 años trabajando con estos animales en cautiverio, logrando reproducir la diminuta rana dorada que se encuentra extinta en su hábitat natural en Panamá.

«Hemos reproducido más de 20 especies», dijo. La estrella de Panamá Edgardo Griffith, director de la fundación y biólogo panameño, que trabaja en el centro con otras tres personas, Heidi Ross, directora del Proyecto; y Jeason Muñoz y Evelyn González como voluntarios.

SUPERVIVENCIA DURANTE LA PANDEMIA

La organización que no cuenta con ayuda del Gobierno Nacional, ha luchado durante la pandemia del covid-19 para seguir conservando estas especies, ya que necesitan una dieta especial, como las algas pulverizadas, que son muy caras y se exportan desde Alemania.

Los gastos de la organización rondan los seis mil dólares mensuales, entre alimentos, electricidad, mantenimiento y plantas.

Durante los primeros meses de la pandemia, EVACC gastó fondos que fueron para proyectos de investigación asociados con la liberación de animales.

“Hemos estado viviendo con poco (presupuesto). Cada mes es una incertidumbre ”, dice EVACC, fundación que antes de la pandemia contaba con fondos de Estados Unidos gracias a alianzas con algunos zoológicos y empresarios de Panamá.

EVACC se ubica en las cercanías del Hotel Campestre de El Valle, en la provincia de Coclé, desde mayo de 2019, y alberga más de 1.500 ejemplares de siete especies diferentes, distribuidos en dos contenedores aptos para su conservación.

Las ranas doradas deben estar en constante cuidado, por lo que necesitan cuatro horas al día solo para alimentarlas y limpiarlas, ya que son extremadamente delicadas. Griffith dice que incluso durante los 16 años que EVACC ha trabajado con estos anfibios extintos, se ha descifrado su comportamiento reproductivo.

Uno de los mayores riesgos de estas especies es el hongo mortal Batrachochytrium dendrobatidis, que ataca la piel de ranas diminutas y causa una enfermedad conocida como quitridiomicosis, que conduce a la muerte.

En Panamá hay 220 especies de ranas, de las cuales alrededor del 30% están «amenazadas» por el hongo.

  • Rana dorada (Atelopus zeteki)

    Rana dorada (Atelopus zeteki)Cedido

Los zetequis de Atelpus como se conocen científicamente estas pequeñas miniaturas de colores brillantes, nacen verdes, luego cuando tienen un año pierden su coloración y es entonces cuando aparece el color amarillo. Uno de estos ejemplares puede vivir entre los 10 y los 12 años de vida, dice Jeison Muñoz.

Para diferenciar el sexo, Muñoz explicó que las hembras son más grandes y alargadas en comparación con los machos, además de perder puntos negros a medida que crecen y envejecen. Los machos, por otro lado, son pequeños y con manos más gruesas.

Donaciones

Para apoyar la organización, se puede visitar el «Sendero Natural, con árboles cuadrados», en las inmediaciones del Hotel Campestre, realizando un recorrido de 1,4 kilómetros.

Donación:

  • Adultos: $ 4.00
  • Niños: $ 1.00

Además, un porcentaje de cada compra de la «Dorada Golden Ale», una cerveza inspirada en la rana dorada, se destina a la fundación para la conservación de los anfibios endémicos de nuestro país. La bebida está a la venta en varios restaurantes de El Valle de Antón.

EVACC también tiene una cuenta corriente en el Banco Nacional o puede visitarlos y dejar una donación.

En Panamá se celebra el «Festival de la Rana Dorada», y su día nacional es cada 14 de agosto según la Ley 37 de 2010, que otorgó a este anfibio el estatus de «símbolo ecológico y cultural».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *