una larga espera y el agridulce de una factura

Después de casi cinco años, la Asamblea Nacional aprobó la ley del cannabis con fines terapéuticos y está a la espera de la sanción del Ejecutivo. Aunque se esperaba la medida, el documento aprobado dejó preocupaciones

Defensor de los derechos de los pacientes. Forma parte de la Asociación de Pacientes con Enfermedades Crónicas, Crónicas y Degenerativas.

Cannabis medicinal: una larga espera y el sabor agridulce de una factura

Emma pinzónFarmacéutico

Existe la experiencia de países, donde el cannabis medicinal se ha legalizado y ha tenido buenos resultados, entonces ¿por qué no Panamá?

El uso de cannabis con fines terapéuticos, ¿cuál es su análisis de la medida?

Ya existe la experiencia de países, donde el cannabis medicinal se ha legalizado y ha tenido buenos resultados, entonces ¿por qué no Panamá? Esa sería mi pregunta.

Después de años, la Asamblea finalmente aprobó un proyecto de ley que legaliza el uso de cannabis con fines medicinales, sin embargo, hay quejas sobre el documento aprobado. ¿Cuál es su análisis de la propuesta?

Ninguna ley es perfecta, siempre tendrá escollos y aristas para mejorar, sin embargo, en un tema tan estigmatizado y polémico, hay que empezar por algo. El tema es nuevo para Panamá y estoy seguro de que con el tiempo podremos mejorar la ley.

¿Considera que la Ley beneficia a las personas a las que va dirigida?

La ley dará la oportunidad a personas con diagnósticos como cánceres, cuando se necesiten cuidados paliativos para hacer frente a los efectos secundarios de los medicamentos que se administran, personas con enfermedades que padecen dolores crónicos permanentes, muchos de ellos reumáticos y neurológicos, niños con epilepsia y autismo, para todas estas personas existe ahora una alternativa, más tratamiento. Debemos tener claro que su efecto medicinal está básicamente en el control de los síntomas y no en el origen de la enfermedad.

Uso recreativo o no de cannabis. ¿Qué opinas y por qué?

El uso recreativo del producto merece mayor experiencia y un país con un sistema de vigilancia fuerte, mientras eso no ocurra, no estamos de acuerdo con su uso recreativo. Podemos destacar países europeos como Holanda, donde han tenido que cerrar las cárceles por la legalización de las drogas, pero para ello debemos tener mucha madurez como país y como habitantes responsables.

¿Un análisis final?

Con la aprobación de esta ley, Panamá se convierte en el primer país de Centroamérica y el Caribe en legalizar el uso medicinal del cannabis. Cómo siempre estaremos dando el ejemplo y esperamos que el Presidente de la República lo sancione prontamente. También hacemos un llamado a aquellas empresas que obtengan una licencia para no abusar de los precios de los productos para que todas las personas que necesiten controlar el dolor crónico y mejorar su calidad de vida tengan acceso a ella.

Es economista, activista de derechos humanos. Fue uno de los fundadores del movimiento artístico El Kolectivo

Cannabis medicinal: una larga espera y el sabor agridulce de una factura

Manuel Alfredo Quintero BeldaEconomista

Nos parece una buena iniciativa si al final del camino parte de los pacientes obtienen su medicamento sin sentir que están cometiendo una infracción y si el precio es accesible

El uso de cannabis con fines terapéuticos, ¿cuál es su análisis de la medida?

Desde el grupo en el que nos organizamos, ya hay pacientes que están creando su medicamento a través de familiares (autocultivo) o con terceros a precios asequibles (cooperativas de cannabis). Aunque estas personas no fueron tenidas en cuenta en la ley, nos parece una buena iniciativa si al final del camino parte de los pacientes obtienen su medicina sin sentir que están cometiendo una falta y sobre todo si los aceites, pastillas, cremas o cualquier cosa que se produzca tiene un precio asequible. Seguro que hay cosas que mejorar en la ley, que advertimos que serían difíciles de controlar e implementar. Pero estamos hablando de la Asamblea, les cuesta pensar en el futuro.

Después de años, la Asamblea finalmente aprobó un proyecto de ley que legaliza el uso de cannabis con fines medicinales, sin embargo, hay quejas sobre el documento aprobado. ¿Cuál es su análisis de la propuesta?

Desde el grupo propusimos que se tomara en cuenta el autocultivo y citamos en innumerables ocasiones la Convención Unica sobre Estupefacientes de 1961, en su artículo 28, apartado 2, “Esta Convención no se aplicará al cultivo de la planta de cannabis, destinada a exclusivamente para fines industriales (fibras y semillas) u hortícolas. «Cuando hablamos de algo hortícola, nos referimos a horticultura, que se refiere a cultivos caseros o al cultivo de plantas de jardín con riego. La Convención nunca prohibió a las personas cultivar cannabis, es la interpretación de la misma a través del Código Penal que ve cualquier cultivo como una «droga», y por lo tanto la penaliza de manera excesiva y exagerada. Todo esto nos lleva a la conclusión de que el Código Penal puede ser demandado, ya que el artículo 4 de la Constitución Nacional dice: «… la República de Panamá cumple por las normas del Derecho Internacional «se entiende claramente que los Tratados y Convenciones Internacionales se equiparan a la constitución, lo que indica que la Convención está por encima del Código Penal.

¿Considera que la Ley beneficia a las personas a las que va dirigida?

Dudamos mucho que se logren precios bajos en el corto plazo, beneficiando a la mayoría de los pacientes. Ojalá estemos equivocados, pero queremos ver cómo lo hacen. Como ejemplo ponemos una declaración que escuchamos en la Asamblea, durante los debates de la ley. Una persona que afirmó representar a una de las empresas interesadas en incursionar en la producción de cannabis medicinal dijo «sabemos que no podemos competir con países como Canadá o Colombia en la cantidad de producción de flores, pero sí podemos competir asegurando la calidad del producto». «. Y las reglas de la oferta son claras, cuanto mayor sea la calidad, mayor será el precio, este mayor precio no beneficiará a los pacientes de estratos económicos medios y bajos. A menos que la empresa asuma estos costos o los subsidiemos del Estado a través de la Caja de Seguridad Social, y la empresa logre vender a nivel nacional a un precio razonable para luego exportar más caro, recuperando la inversión. Estos inversionistas son conscientes de que será difícil pagar los costos de producción si el mercado es pequeño y los precios bajos, a esto agregan que la ley permitirá importaciones en los dos primeros años (los obliga a tener la producción lista después de esos dos años). . años). También puede suceder que grandes empresas se instalen aquí y quiebren (o coopten) empresas nacionales.

Uso recreativo o no de cannabis. ¿Qué opinas y por qué?

Uno de los argumentos de nuestro grupo se basó en una regla básica de la economía, si un bien es escaso (porque es difícil de producir, extraer o está prohibido) su precio suele ser alto. Bueno, siendo el cannabis ilegal pasa lo mismo, ¿cómo se acaba con este mercado ilícito? despenalizando la planta. Si una persona quisiera plantar en casa no solo como medicina, sino para uso adulto o uso recreativo, nada debería detenerlo, porque esta pequeña acción desarmaría el mercado ilegal. Eso sí, habría que determinar un número mínimo de plantas que podrían tener las personas, que se comprometen por escrito al cultivar la planta para uso personal, no lucrarse con la planta (narcotráfico) y ser conscientes de que el lucro sería un delito. Uno de los argumentos de varios participantes durante los «debates» en la Asamblea se basó en el supuesto de que somos una sociedad corrupta y que solo las empresas (obviamente privadas) podrían ser las únicas capaces de producir cannabis medicinal sin que la producción sea desviada por el mercado ilícito

¿Un análisis final?

Me vienen a la mente varias ideas. La primera será la implementación de la ley con una licencia prácticamente oligopólica (solo de cinco a siete empresas podrán obtener una licencia). ¿Podrán los pequeños emprendedores ingresar al mercado una vez que estas empresas consoliden sus operaciones y tengan el control del mismo? ¿Podrán las empresas nacionales competir con empresas extranjeras que ya cuentan con la experiencia, mayores extensiones de tierra para cultivo y mayor acceso a capital? ¿Será más barato importar la flor que producirla aquí? Una vez que el medicamento esté en circulación, ¿qué médicos serán los mejores para recetar cannabis medicinal? Veremos el mismo método de las empresas farmacéuticas que los llevan a pasear a congresos, regalan muestras del producto que luego tienen que prescribir.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *