Honduras debe recuperar la confianza pública antes de las elecciones, según la ONU

En la contienda electoral de noviembre en Honduras, donde no hay segunda vuelta, se elegirá un presidente, tres vicepresidentes, entre otros cargos.

Alice Shackelford

La coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en el país, Alice Shackelford.EFE

Honduras debe recuperar la confianza ciudadana y evitar la violencia de cara a las elecciones generales del 28 de noviembre, dijo este viernes en entrevista a Efe la coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en el país, Alice Shackelford.

El país centroamericano necesita «trabajar» con los diferentes sectores para «prevenir la violencia electoral», dijo Shackelford, quien tiene un doctorado en derecho internacional de la Universidad de Padova (Italia).

Afirmó que Honduras «no puede estar (nuevamente) en una situación como la de 2017», cuando la crisis política, social y económica que arrastraba el país desde el 28 de junio de 2009, cuando el entonces presidente Manuel Zelaya fue derrocado, fue exacerbado con la reelección de Juan Orlando Hernández, aunque la Constitución no lo permite bajo ninguna forma.

La crisis política de 2017 «paralizó el país y dejó (personas) asesinadas, víctimas, familias impactadas» y llamó a los líderes políticos a «rechazar cualquier mensaje de odio e incitación a la violencia», dijo.

En la contienda electoral de noviembre en Honduras, donde no hay segunda vuelta, se elegirá un presidente, tres vicepresidentes, 298 alcaldes municipales, 128 diputados al Parlamento local y 20 al centroamericano.

FALTA DE CONFIANZA

Shackelford insistió en la necesidad de que los candidatos a cargos electos trabajen «de manera respetuosa, reconociendo las diferencias políticas» y fortalezcan la «confianza en el proceso electoral».

Considera que «no hay mucha confianza» en el proceso electoral que se realizará en Honduras en noviembre, porque «todavía hay mucha gente que dice: nada va a cambiar, la última vez que no cambió, el sistema está lo mismo.»

La ONU considera que ejercer su derecho a votar en las elecciones «es importante para la democracia» y el fortalecimiento del estado de derecho, dijo el coordinador residente de la ONU.

La participación de todos los actores y el restablecimiento de la confianza del público en el proceso electoral permitirá un «resultado transparente», subrayó el diplomático, de nacionalidad italiana.

PROPUESTAS PARA RESOLVER PROBLEMAS

La diplomática dijo estar «impresionada» por el hecho de que más candidatos presidenciales hayan presentado sus planes de gobierno, lo que ella considera «importante».

Señaló que «la centralidad» del proceso electoral debe ser la discusión sobre las distintas propuestas de los candidatos para eliminar la pobreza extrema en Honduras y las desigualdades que «siempre están creciendo cada vez más».

Además, el estado de derecho, la impunidad en Honduras, donde el 90% de los casos de feminicidio «quedan impunes», la criminalización de los defensores de derechos humanos y los efectos del cambio climático, agregó.

«Queremos ver que el debate político sea democrático, respetuoso, sin discriminación ni injerencia, pero centrado en estos temas», dijo Shackelford.

Sin embargo, le preocupa que algunos mensajes de los políticos se centren en «ataques» y destacó la importancia de que el debate se «mantenga en un espacio muy respetuoso».

«Hemos visto asesinatos de candidatos, no en grandes cantidades, pero esto es inaceptable, rechazamos cualquier incitación al odio, a la violencia», enfatizó.

INSTITUCIONES ELECTORALES DÉBILES

También dijo que tenía «una clara confianza» en que las organizaciones hondureñas que lideran el proceso están «haciendo un trabajo muy importante para sanar lo máximo posible, pero la realidad es que las instituciones electorales con las que estamos trabajando también son débiles». .

Sin embargo, reconoció que el plan de registro electoral de ciudadanos, conocido como matrícula, y la entrega de la nueva cédula de identidad es «algo histórico» en Honduras.

«Tenemos que reconocer las debilidades y que hay procesos que aún están pendientes, pero al mismo tiempo reconocer la importancia de asegurar que estas elecciones se realicen de manera libre, pacífica y transparente», enfatizó.

Las elecciones de noviembre serán las undécimas desde 1981, tras el retorno al orden constitucional en 1980, tras casi dos décadas de regímenes militares.

Por: Anny Castro

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *