La llorona del 25 de agosto de 2021

El consultor laboral, René Quevedo, indica que entre 2009 y 2019 mientras Panamá realizaba la Ampliación del Canal, el tamaño de su economía aumentó en un 76%, se crearon 489,357 nuevos empleos no agrícolas y los salarios se duplicaron.



El consultor laboral, René Quevedo, indica que entre 2009 y 2019 mientras Panamá realizaba la Ampliación del Canal, el tamaño de su economía aumentó en un 76%, se crearon 489,357 nuevos empleos no agrícolas y los salarios se duplicaron. El gobierno invirtió más de $ 15,5 millones en educación, implementó la Beca Universal y hoy el país tiene el ingreso per cápita más alto de América Latina. Pero estos 10 años dejan una clara evidencia de que el crecimiento económico no trae «automáticamente» el desarrollo social y ha exacerbado las brechas en lo que ya es el sexto país más desigual del mundo.

“Dos de cada tres empleos creados entre 2004 y 2019 requirieron 12 años o menos de educación, particularmente en construcción, agricultura y comercio. En un informe de julio de 2012, el Banco Mundial advirtió que la finalización de las obras de ampliación del Canal traería una fuerte contracción de la demanda laboral, agravada por el COVID-19. Tres de cada cuatro trabajadores, que perdieron sus fuentes de ingresos en 2020, tenían 11 años o menos de escolaridad. Hay un alto desempleo entre los trabajadores con bajos niveles de educación formal ”, dice Quevedo.

La consultora laboral señala que el 92% de todos los empleos creados en la última década (2010-2020) fueron informales (en 2019 fue del 100%). En la actualidad, los trabajadores informales aportan el 53% de la población ocupada no agrícola y el 44% de todos los empleos del país, superando a los asalariados privados (33%) y a los funcionarios públicos (23%), por lo que representan el grupo poblacional más grande del país. país. la estructura laboral del país. En contraste, en 2020, el sector privado perdió más de 327 mil asalariados, el 37% de sus empleos formales, acelerando una tendencia que comenzó en 2013, cuando el empleo formal privado representó el 53% de todos los empleos, para caer al 33% en 2020 .Una reducción de 20 puntos en siete años. Hoy tenemos menos asalariados privados que en 2004 y casi el 70% de la fuerza laboral del país está compuesta por trabajadores informales y funcionarios públicos.

En cuanto a logros laborales, Quevedo confiesa que es innegable que se ha realizado un trabajo extraordinario dignificando el trabajo y asegurando condiciones dignas para el trabajador. “El gran desafío hoy es que el empleo formal privado está desapareciendo. Hoy tenemos menos asalariados del sector privado que en 2004. Actualmente, el 70% de la fuerza laboral del país está compuesta por trabajadores informales y funcionarios públicos. Esto no es sostenible ”, asegura.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *