La dieta mediterránea se muestra prometedora en hombres con disfunción eréctil

Los hombres con hipertensión tienen el doble de probabilidades de tener disfunción eréctil

Ensalada

EnsaladaEFE

La dieta mediterránea se asocia a mejoras en la disfunción eréctil, según una nueva investigación presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología ESC 2021.

Los hombres con hipertensión tienen el doble de probabilidades de tener disfunción eréctil. La disminución de los niveles de testosterona en la mediana edad contribuye a su aparición. Investigaciones anteriores han demostrado que la aptitud física está relacionada con una mayor supervivencia en hombres con hipertensión, mientras que la dieta mediterránea reduce la presión arterial y previene ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en personas con alto riesgo cardiovascular.

Este estudio evaluó el cumplimiento de la dieta mediterránea en hombres de mediana edad con hipertensión arterial y disfunción eréctil. Este patrón dietético enfatiza las frutas, verduras, cereales integrales y aceite de oliva, el consumo moderado de productos lácteos y la limitación de las carnes rojas.

A continuación, los investigadores examinaron si los hábitos alimentarios estaban relacionados con el estado físico, los niveles de testosterona, el flujo sanguíneo, la rigidez arterial y el rendimiento eréctil.

El estudio involucró a 250 hombres con presión arterial alta y disfunción eréctil. La edad promedio fue de 56 años. El consumo de la dieta mediterránea se evaluó mediante un cuestionario y los participantes recibieron una puntuación de 0 a 55, indicando los valores más altos una mayor adherencia. La capacidad de ejercicio se evaluó con una prueba en cinta rodante y se midió la testosterona en muestras de sangre.

En cuanto a la salud vascular, se realizó un ecocardiograma para evaluar la reserva de flujo coronario, lo que indica la capacidad de aumentar el flujo sanguíneo cuando sea necesario. Los valores de 2 o más se consideran normales y apuntan a una mejor función vascular. Los investigadores examinaron la rigidez arterial utilizando dos medidas: la tasa de aumento y la presión del pulso central. Los valores más altos indican que las arterias están más rígidas, lo que se asocia con un mayor riesgo de eventos cardíacos adversos en hombres con disfunción eréctil.

La gravedad de la disfunción eréctil se evaluó mediante el Inventario de salud sexual de los hombres (SHIM), que utiliza cinco preguntas sobre la capacidad eréctil para asignar una puntuación de 0 a 25, con valores más altos que se correlacionan con un mejor rendimiento eréctil.

Los investigadores encontraron que los hombres con una puntuación de dieta mediterránea más alta (por encima de 29) también tenían un flujo coronario y una reserva de testosterona más altos, un mejor rendimiento eréctil (puntuación de SHIM superior a 14) y una rigidez arterial más baja.

Cuando se analizaron las relaciones en función de la aptitud física, los investigadores encontraron que los pacientes con mayor capacidad de ejercicio (por encima de 10 MET) 9 tenían una mayor reserva de flujo coronario, testosterona, puntuación de dieta mediterránea (superior a 25) y puntuación de SHIM (superior a 12), y rigidez arterial más baja.

El autor del estudio, el Dr. Athanasios Angelis de la Universidad de Atenas (Grecia) afirma que en el estudio, «Comer una dieta mediterránea se asoció con una mayor capacidad de ejercicio, arterias y flujo sanguíneo más saludables, niveles más altos de testosterona y un mejor rendimiento eréctil».

«Aunque no examinamos los mecanismos, parece plausible que este patrón dietético pueda mejorar la aptitud física y el rendimiento eréctil al mejorar la función de los vasos sanguíneos y limitar la caída de testosterona que se produce en la mediana edad», añade.

Por tanto, concluye que «los resultados sugieren que la dieta mediterránea podría jugar un papel en el mantenimiento de diversos parámetros de salud vascular y calidad de vida y en hombres de mediana edad con hipertensión y disfunción eréctil».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *