Hallan restos humanos en el tren de aterrizaje de un avión estadounidense que salía de Kabul

«Queremos recordar que la historia del movimiento obrero panameño es la historia de una lucha dura y tenaz, una lucha llena de heroísmo y muchos sacrificios».

Los trabajadores panameños enfrentan difíciles condiciones de vida, dada la incertidumbre que impera en este momento debido a la pandemia y la crisis económica. Se ha reconocido el grado de estrés que experimentan las precarias condiciones de vida y la inestabilidad laboral imperante. En medio de esto, se da la amenaza de Cortizo a funcionarios que no han sido vacunados.

Como señala Frenadeso: “Por la cantidad de panameños vacunados, parece que la mayoría ve con esperanza el proceso de vacunación, pero eso no quiere decir que los que difieren de ésta deban ser tratados con insultos y arrogancia… /… Los vacunados con dos dosis, quienes aún no saben si requerirán una tercera dosis, también son propensos a la infección y al contagio, por lo que los no vacunados no pueden ser considerados exclusivamente responsables de esto en base a una inmunidad colectiva que no ha sido probada en ningún lugar y menos con el nuevas variantes existentes, como la denominada delta, más virulenta ”. Anunciar el posible envío de funcionarios, que por diversas razones, se niegan a vacunarse, por sus domicilios con licencia sin goce de sueldo, es un arrebato, pero también revela el rostro represivo y autoritario de este Gobierno. Tal medida se inserta en los planes para reducir la nómina estatal, así como los cursos del Inadeh y el trabajo comunitario forzoso dejaron fuera a casi 100.000 panameños que recibieron el bono digital. Esto viola los derechos humanos y laborales elementales y condena a los empleados públicos y sus familias al hambre.

Por si esto fuera poco, en medio de la precariedad que enfrenta el pueblo panameño, es lamentable que la dirección de algunas organizaciones sindicales y sindicales en el diálogo «Yo con Yo» propongan aumentar el ITBMS, del 7 al 8%. , sabiendo que el mayor peso lo soportan las personas humildes y trabajadoras.

¡Qué lejos está esta conducta de la de compañeros que incluso ofrecieron su vida para garantizar el respeto a los derechos de la clase obrera y del pueblo humilde! En agosto, son varios los testimonios de vida a los que rendimos homenaje, a quienes construyeron carreteras. Conmemoramos veintiséis años de la sangrienta imposición de la Ley 44 por parte del gobierno perredista de Pérez Balladares, en cuya lucha es asesinado el compañero Rufino Frías. Se cumplen 14 años del vil y cobarde asesinato de nuestros compañeros Osvaldo Lorenzo y Luiyi Argüelles. Lorenzo es asesinado por sicarios, en 2007, bajo el gobierno perredista de Martín Torrijos y Argüelles en la isla Viveros, ambos por defender los intereses de la clase trabajadora, de los obreros de la construcción. Es en este período cuando Mitradel y los patrones impulsaron, apadrinaron y promovieron el sindicalismo amarillo, los sicarios, la represión y persecución contra los Suntracs, su dirección y militancia.

Al rescatar la memoria histórica de la lucha por una Panamá de justicia, recordamos también los 136 años del ahorcamiento del héroe nacional Pedro Prestán, ejemplo de coraje y valentía. Recordamos a Bolívar Barría, treinta y cinco años después de su desaparición física, quien abrazó las causas del campesinado panameño y la solidaridad internacional. Recordamos a un intelectual que siempre caminó junto al movimiento sindical clasista, quien estuvo comprometido desde muy joven con los intereses de la clase obrera panameña, promoviendo la organización y la formación como los únicos pilares que llevarán al movimiento obrero a dar el paso de clase a clase para sí mismo, a Andrés Achong.

Queremos recordar que la historia del movimiento obrero panameño es la historia de una lucha dura y tenaz, una lucha llena de heroísmo y de muchos sacrificios. En esta lucha ha habido ascensos y descensos, victorias y derrotas; lo importante es que sigamos luchando por la construcción de una sociedad más justa. Alabad a quienes hoy no están con nosotros, pero abrazaron el proyecto de justicia y equidad social, a quienes nunca se rindieron.

Secretario General de Conusi-Frenadeso.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *