La pandemia contribuyó a la regeneración de nuevos bosques secundarios

Técnicos del Ministerio de Medio Ambiente creen que las restricciones ayudaron a la regeneración, ya que no se desarrollaron actividades agrícolas

Nuevos bosques secundarios en Panamá

La regeneración natural se restableció principalmente en la provincia de Darién gracias a la fertilidad de la tierra.Cedido

El personal técnico del Ministerio del Ambiente (MiAmbiente) detectó el surgimiento de nuevos bosques secundarios en diversas regiones del país, según anunció la institución este sábado a través de un comunicado de prensa.

Si bien la regeneración natural de estas áreas verdes se ha registrado durante los últimos cinco años, la pandemia de covid-19 ha contribuido a su manera, ya que las restricciones de movilidad hicieron que no se desarrollara ninguna actividad agrícola ni de otro tipo dentro de estos rastrojos.

Las áreas verdes donde se ubican estos nuevos bosques secundarios son: la región oriental en la provincia de Darién, la región central en las provincias de Veraguas, Herrera y la provincia de Los Santos, así como en la región occidental en la región Ngäbe Buglé. . y la provincia de Chiriquí, y forman parte de la elaboración del mapa de «Cobertura forestal y uso del suelo, 2021».

Para Víctor Francisco Cadavid, Director Nacional de Montes de MiAmbiente, el descubrimiento de esta nueva masa forestal que ha pasado por todo un proceso de regeneración natural es muy importante, convirtiéndose en nuevos espacios forestales que sirven de refugio a los árboles, hábitat de especies animales. y sumideros de carbono.

¿QUÉ SON TRACES?

Según el reglamento de la Ley 1 de 3 de febrero de 1994, conocida como Ley Forestal, los rastrojos son formaciones vegetales compuestas por especies herbáceas, arbustivas, leñosas y ocasionalmente arbóreas invasoras de 1 a 5 años de edad, que no superan los 5 metros de edad. altura. altura media y creciendo en espacios deforestados o abandonados.

Después de cinco años, estos espacios se convierten en bosques secundarios, y las especies forestales comienzan a presentar una composición y tamaño diferente. A su vez, están protegidos como parte del patrimonio forestal del Estado y no deben ser intervenidos.

El mapa de «Cobertura forestal y uso de suelo, 2021», tiene un 65% de avance, según la directora nacional de Información Ambiental de MiAmbiente, Diana Laguna, quien no descarta que al terminar de evaluar los puntos restantes, «se encuentren nuevos bosques secundarios». descubierto. «

La mayoría de los bosques secundarios estaban ubicados en la provincia de Darién, por lo que se cree que esto se debe a que el tipo de suelo de esta zona es más fértil. Sin embargo, el Director Nacional Forestal de MiAmbiente, enfatizó que todas las superficies del territorio nacional tienen características diferentes, esto hace que el crecimiento de la flora sea rápido o lento.

FREGADEROS DE CARBONO

Los bosques secundarios eliminan de la atmósfera un promedio de 4,9 toneladas de dióxido de carbono por hectárea al año (esto equivale a absorber las emisiones generadas por 23 vehículos durante un año), explicó MiAmbiente en la nota oficial.

En 2017 en Panamá, las extracciones totales fueron de 31,989 kilotoneladas de CO2 (3,99 millones de toneladas), donde los bosques secundarios y el rastrojo fueron los que más contribuyeron a estas extracciones, con 67,3% y 24,8% respectivamente, seguidos de manglares y plantaciones forestales. Estos porcentajes son significativos, ya que muestran la gran importancia de estos bosques en la mitigación; y su contribución a la visión del país de hacer la transición hacia un desarrollo bajo en emisiones.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *